Freshwater Pro: La WSL vuelve al Surf Ranch

La World Surf League celebra del 19 al 21 de Septiembre el Freshwater Pro, octava parada del circuito en la piscina de olas. Todos los pros regresan al Surf Ranch de Leemore (California) en su segunda edición donde con toda seguridad se celebrará el campeonato con olas artificiales perfectas ¡Estamos súper expectantes!

El rancho donde se celebra el evento pertenecía a Kelly Slater quien junto con Adam Fincham investigador de la University of Southern California diseñaron esta piscina sobre un lago artificial de 700m de largo. Aquí implantaron un sistema capaz de generar olas perfectas sobre las que puedes surfear hasta 50 segundos por onda ¡y con tubos de ensueño!


el Freshwater Pro 2019 ya está aquí

Este año Kelly Slater, mejor surfista profesional de la historia y padre del surf moderno ha cerrado el círculo. Después de dejar el rancho en manos de otros propietarios (la WSL entre ellos), en esta ocasión el evento será patrocinado por su marca de ropa Outerknown. ¡Al final, todo queda en familia!

El 11 veces campeón del mundo surfeando en la piscina

Kelly Slater en la piscina que creó en California


¿Cómo funciona esta edición?

Esta edición no va a dejar indiferente a nadie, pues hay más de una novedad. Ya sabemos que esta oportunidad no está al alcance de todo el mundo, y es que los precios para ver el campeonato in situ no son asumibles por cualquiera.

Más concretamente, el pase VIP llega a los 5.5000 dólares, y si quieres vivir una experiencia mucho más surfera, puedes pagar hasta 20.000 dólares por una cabañita con vistas a la ola. Esta opción permitiéndote además sentir lo que significa surfear la ola probándola durante una competición amistosa que se celebrará la noche del viernes. ¡Un sueño hecho realidad al alcance de muy pocos!

Además, igual que ocurrió en la edición en 2018, el formato de la competición estará formado por tres fases: Ronda 1, Ronda 2 y Final. En la primera fase, en la que participarán 36 hombres y 18 mujeres, cada surfista tendrá cuatro olas, dos de derechas y dos de izquierdas. Todos los competidores surfearán en orden inverso a su puesto en el ranking mundial.

Empezarán los wildcards invitados Mateus Herdy, Barron Mamiya, Crosby Colapinto, Jett Schilling y Kade Madson, además del sustituto número uno Caio Ibelli. En la competición femenina la wildcard es Gabriela Bryan y Keely Andrew entra sustituyendo a la lesionada Tyler Wright.

Los ocho primeros en la categoría masculina y las cuatro primeras mujeres en la categoría femenina competirán en la gran final. Todos tienen derecho a surfear otras cuatro olas, dos hacia cada lado. La gran novedad de este año es que el mejor clasificado en la ronda 2 ganará una ola hacia cada lado en la gran final.

Surfing espectacular en olas perfectas creadas por el hombre que a más de uno no nos quedará más remedio que vivir desde la distancia. ¡Viva la tecnología!

Medina vencedor en 2018

Gabriel Medina volando hacia la victoria en 2018


EN PALABRAS DEL EXPERTO

Para entender mejor el funcionamiento de la piscina consultamos a Miquel Lázaro. Ingeniero mecánico catalán que persiguió sus sueños hasta llegar a formar parte del proyecto de creación de la piscina de olas del parque de atracciones BSR en Waco, Texas. ¡Todo un lujo! Para conocer a fondo su historia no te pierdas la entrevista que publicaremos mañana ¡Seguro que te inspira!

Hoy, Miquel nos explica a los no-ingenieros y simples surfistas en qué se diferencian los mecanismos de piscinas ya existentes.

“Estos son sistemas de olas, que al igual que el que tenemos en Waco, funcionan a escala real. Aún así, quiero apuntar que de WaveGarden y SurfLakes sólo se han visto prototipos a escala real en sus propias instalaciones y aún sin ninguna piscina abierta al público.

Características básicas y diferenciadoras de cada sistema:

La piscina de olas de Kelly Slater se basa en un Hidro-Foil (una especie de pala) arrastrado bajo el agua por un vagón de propulsión. Este Hidro-Foil empuja el agua creando una ola que, al encontrarse con agua poco profunda rompe según la forma del fondo. La frecuencia de olas es baja por las turbulencias creadas en la superficie de la piscina. La única forma de ajustar la ola es modificando el fondo vaciando la piscina y reconstruyéndolo… Sólo está abierta a un público muy concreto y específico por el coste muy alto de la entrada…

Wavegarden “The Cove” son varias palas secuenciadas que empujan pequeñas partes de agua creando una única ola. La ola rompe siguiendo el mismo principio que la piscina de Kelly (fondo), pero la frecuencia es más alta. De momento se han visto “drops” súper técnicos para surfistas profesionales y olas cortitas. Estoy esperando a ver qué pasa con la piscina de Australia para ver el sistema en funcionamiento a gran escala y abierto al público.

Surf Lakes, la piscina respaldada por Mark Occhilupo es un émbolo gigante que se sumerge desplazando agua. O sea genera una ola concéntrica que se expande hacia todos lados. Utilizando el mismo principio de reef, las olas rompen en los 5 reefs repartidos en la piscina, creando 5 olas al mismo tiempo. Aun así, eso es sólo un prototipo y sólo se han visto vídeos de muy pocas olas cuando todo está bien “glassy”.