...

Cuando crees que pocas cosas pueden sorprenderte, aparece alguien con algo nunca visto.

Cuando crees que pocas cosas pueden sorprenderte, aparece alguien con algo nunca visto. Aaron Fotheringham tiene spina bífida y aunque camina con sus muletas usa la silla de ruedas desde los tres años. Aaron iba al skatepark a ver a su hermano con la BMX, hasta que un día su hermano le alentó a patinar con la silla. Un día lo hizo y como él dijo “quedé inmediatamente enganchado”. Aaron usa una silla WCMX personaliza y diseñada por Box Wheelchair mucho más ligera y con unja suspensión de cuatro ruedas. El último truco de Aaron ha sido un backflip en rampa de 15 metros en el Nitro Circus Live. Sin duda dejó a todos boquiabiertos. Aaron Fotheringham es el protagonista de una historia de superación cuando nadie te dice que es imposible.