COMO EL SKATE MEJORA TU RENDIMIENTO EN EL SURF



El skateboarding tiene sus raíces en el surf. En algún punto en la década de los 50, un grupo de surfistas idearon unas fijaciones para unos tablones de madera para poder hacer “street surf” cuando no había olas.

Los primeros patines eran pesados, toscos, con ruedas de metal y arcilla. A medida que los diseños fueron avanzando incorporaron ruedas de uretano que mejorando la mecánica de la tabla permitían realizar trucos hasta entonces casi imposibles.




Después el skateboarding comenzó a devolverle los frutos al surf:
Tras los 70 cuando veíamos skaters volando en piscinas, los surfistas empezaron a intentar los aéreos. El pro surfer Christian Fletcher fue uno de los pioneros de estas maniobras. Por su parte, el once veces campeón mundial Kelly Slater, pronto siguió estos pasos llevando aéreos nacidos del Skate al agua. En 2011, Zoltan Torkos se hizo con la friolera de $10.000 apremiado por Volcom por conseguir el primer kickflip en la historia del surf.

Pero estos trucos no es lo único que el skate tiene que aportar al surf; tanto profesionales del surf como John John como el instructor californiano de surf Barry Green usan el skate como entrenamiento complementario para la perfección de las maniobras en el surf, válido para pros y para surfistas que no lo son tanto.
El skate aporta al surfista memoria muscular sobre la tabla, mejora enormemente el equilibrio y las maniobras en el skatepark pueden ser practicadas infinidad de veces hasta lograr la perfección; perfección que se transcribirá en nuestra próxima sesión de surf.
Numerosas empresas ya fabrican skates que intentan replicar de cerca los movimientos del surf en el asfalto. El más popular: EL CARVER. Cuya creación comienza en 1995 de la mano de dos surfistas californianos que buscaban mejorar el diseño standard de la tabla de surf.


Este diseño permite bombear la tabla como en el surf y ganar velocidad incluso en suelo liso sin necesidad de impulsar con el pie. El eje delantero incrementa el radio de giro de tus trazadas. Esta dinámica crea aceleración y te impulsa adelante incrementando la velocidad. La alucinante similitud con el surf ha hecho del Carver C7 la elección perfecta para los entrenos en seco, tanto de los pro surfers como de todos los que aman este deporte.



Otras compañías también ofertan tablas de “surfskate”, como los modelos de Surfskating, SmoothStar, o si eres surfista de longboard, y quieres practicar el cruce de piernas en la tabla, prueba con un skate como el Loaded Bhangra entre otros.
No importa la tabla de skate que elijas, disfrútalo cuando el mar esté plato, el pico muy abarrotado o directamente estés muy lejos. Practica los movimientos de manera repetida, mejora el equilibrio y la recuperación y aumenta la fuerza y resistencia. La próxima vez que vayas al agua, notarás que tu rendimiento ha mejorado, al menos un poquito.

Porque de surf solo debes saberlo todo, Todosurf.com   #saberlotodosurf