El boom del Skatesurf

El boom del Surfskate

El skateboarding tiene sus raíces en el surf. En algún punto en la década de los 50, un grupo de surfistas idearon unas fijaciones para unos tablones de madera para poder hacer “street surf” cuando no había olas.

Los primeros patines eran pesados, toscos, con ruedas de metal y arcilla. A medida que los diseños fueron avanzando incorporaron ruedas de uretano que, mejorando la mecánica de la tabla, permitían realizar trucos hasta entonces casi imposibles.


El skateboarding comienza a devolverle los frutos al surf

Tras los 70, cuando veíamos skaters volando en piscinas, los surfistas empezaron a intentar los aéreos. El pro surfer Christian Fletcher fue uno de los pioneros de estas maniobras.

Por su parte, el once veces campeón mundial Kelly Slater, pronto siguió estos pasos llevando aéreos nacidos del Skate al agua. En 2011, Zoltan Torkos se hizo con la friolera de $10.000 apremiado por Volcom por conseguir el primer kickflip en la historia del surf.

El boom del surfskate

Rider: Marcos Romo x Miller Skateboards

 

Pero estos trucos no es lo único que el skate tiene que aportar al surf; tanto profesionales del surf, como John John o el instructor californiano de surf Barry Green usan el skate como entrenamiento complementario para la perfección de las maniobras en el surf, válido para pros y para surfistas que no lo son tanto.

El skate aporta al surfista memoria muscular sobre la tabla, mejora enormemente el equilibrio y las maniobras en el skatepark, que pueden ser practicadas infinidad de veces hasta lograr la perfección; perfección que se transcribirá en nuestra próxima sesión de surf.

skatesurf: surfing fuera del agua

En 1995 dos surfistas californianos crean Carver Skateboards tras diseñar unos ejes totalmente revolucionarios que permiten bombear la tabla como en el surf y ganar velocidad sin necesidad de impulsar con el pie. Acercaron aún más la similitud de sensaciones entre el surf y el skate.

El boom del surfskate

Krystian Kymerson – Carver Skateboard

 

Desde entonces, numerosas empresas de todo el mundo, como la marca australiana SmoothStar, se han lanzado a diseñar su propia versión de estos ejes que intentan replicar los movimientos del surf en el asfalto. Entre sus team riders destacan figuras como Owen Right y Filipe Toledo, éste último con su propio modelo de skate. En España, contamos con uno de los tres embajadores de la marca a nivel mundial, el malagueño Yoni Cadenas.

Además, hay varias compañías españolas que han creado sus propias versiones de este revolucionario sistema ofertando tablas de Surfskate de la más alta calidad, como son Miller Skateboards, Yow Surfskates o Slide Surfskates.

No importa la tabla de skate que elijas, disfrútalo cuando el mar esté plato, el pico muy abarrotado o estés cansado de remar. Practica los movimientos de manera repetida, mejora el equilibrio y la recuperación, y aumenta la fuerza y resistencia. La próxima vez que vayas al agua, notarás que tu rendimiento y técnica han mejorado muchísimo.

Y es que tal es la utilidad, que la mayoría de escuelas de surf en la actualidad utilizan el surfskate cuando las olas brillan por su ausencia, o simplemente como complemento de las clases de surf como práctica útil para depurar la técnica fuera del agua y corregir errores.

Para entender hasta dónde llega este fenómeno, remarcamos que la Escuela Cántabra de Surf ha sacado recientemente su propio modelo en colaboración con Yow Surfskates.

 

Consultamos a Marcos Romo, Pro Rider de Miller Skateboards e instructor de Surf y Surfskate para que nos explique cómo está viviendo el boom de esta nueva forma de deslizarse en España.


EN PALABRAS DEl pro

Parece que estamos viviendo un auténtico boom del surfskate en España con multitud de escuelas y surfcamps incluyéndolo en su día a día. ¿Habéis notado una mayor demanda de clases de surfskate este verano?

La verdad es que sí. Creo que se han juntado tres factores clave como son que el surfskate se ha puesto de moda, la escasez de olas este verano y que las escuelas nos hemos dado cuenta de la utilidad del surfskate como complemento perfecto para las clases de surf.

¿Qué beneficios aporta el surfskate a la gente que está aprendiendo a surfear?

Al poder practicar en cualquier lugar y a cualquier hora aporta muchos beneficios tanto a alumnos como instructores. A aquellos alumnos que ya se ponen de pie les ayuda a practicar la posición y movimientos que luego podrán realizar con la tabla de surf. Y a los instructores nos facilita la tarea de explicar y corregir los posibles errores que observamos sin la interrupción y el ruido de las olas que dificulta muchas veces el aprendizaje.

Y para los surfistas más experimentados, ¿crees que también les puede resultar útil el surfskate?

Totalmente, es la herramienta perfecta para practicar tu técnica y estilo. También te ayuda a mantenerte en forma en épocas de sequía de olas. Y finalmente, resulta muy útil tanto para calentar antes de surfear como para recuperar o probarte si has tenido alguna lesión.

Porque de surf solo debes saberlo todo, Todosurf.com   #saberlotodosurf