Como Buscar y Encontrar un Nuevo Secret Spot

7 Claves para la exploración y descubrimiento de nuevos spots de surf en tu propia zona. Hay olas todavía no surfeadas más cerca de lo que pensamos...

Todavía hay lugares secretos, olas vacías que quedan al margen de la hambrienta comunidad del surf. Una derecha de ensueño rompiendo en esa curva caprichosa de la costa, una rápida izquierda escondida tras esa colina o un pico solitario al que hay que llegar caminando desde la carretera…. lugares secretos que son siempre únicos y que pueden estar más cerca de tí de lo que piensas.

Aunque la mayoría de los spots están ya controlados en las zonas más pobladas, las olas que solo funcionan en ciertas condiciones de mar, viento y marea, por ejemplo, esperan esos días perfectos a que alguien se acuerde de ellas. Los bancos de arena se mueven proporcionando nuevos picos, se construyen o destruyen, se alteran, tramos de costa que pueden dar como resultado nuevas rompientes, hay áreas con más difícil acceso o sin él, ocultas a veces por accidentes del terreno… La exploración surfera SXXI existe. Y te damos unos cuantos consejos para hacerla más efectiva y mantenerla secreta:

1. Usa Google Maps:
Google Maps, ese ojo que todo lo ve desde el cielo, te ayudará a ubicar las zonas costeras, playas, desembocaduras de ríos y cabos con potencial de surf. Explora con paciencia, sigue lo más cerca posible los accidentes de la línea costera, armado de tu ratón y un cuaderno, apunta coordenadas y disponte al viaje. Recuerda que la preciosa vista de pájaro que proporciona podría estar no actualizada, y que las olas que marca la foto satélite podrían no coincidir con las condiciones de mar reales.
2. Marca un área concreta de búsqueda:
Dibuja una linea en Google Maps y limita la búsqueda a un área en particular. Para comenzar es mejor dirigir las primeras exploraciones a los viajes de corta y media distancia. Explorar a fondo la zona cercana puede darnos sorpresas que llevamos años ignorando, a la vuelta de ese recodo de la carretera.

3. Comprueba la dirección del swell, el tamaño de las olas, la marea y el período:
Si quieres encontrar un spot secreto, asegurate de que hay suficiente oleaje en la zona en que lo buscas en esos momentos, tanto para que el Maps te lo muestre, como para que lo distingas mejor al llegar a chequearlo la primera vez. Obviamente lo mismo con las mareas o viento. El mismo lugar puede parecer un spot malisimo o sin olas o, con la dirección de swell correcta, la marea y viento adecuados, convertirse en la ola que soñabas para ti solo. Considerar las zonas que podrían bombear olas con una dirección específica de swell, coteja las “manchas blancas” de espuma de la fotografía satélite con la dirección del mar en diferentes días y te sorprenderás. 
4. Explora especialmente alrededor de obstáculos naturales y artificiales:
Muelles, espigones, puntas rocosas y cabos, bocas de rio, acantilados, construcciones… Toda alteración de la línea costera es un posible spot donde las olas encuentran buen fondo para romper.

5. Invita a un amigo:
Un amigo con ganas y paciencia, dispuesto a buscar y que no se desespere si no encontráis a la primera, es una buena idea. Compartir es más divertido, ¡Aunqe no con cientos de “buitres”! Tiene que ser, sobre todo, de confianza y muy muy discreto. Cuando estéis en la carretera intentad priorizar y seguir las indicaciones del plan que habéis hecho con el satélite lo mas correctamente posible, ayudaros de localización GPS y no os asustéis si parece que hay que andar un trecho: el tesoro siempre se hace de rogar…
6. Dale tiempo a cada nuevo spot:
Llegar a un lugar por primera vez, darle una ojeada rápida, decidir que no funciona y largarse, es un gran error. Lo mínimo es observarlo romper durante unas cuantas series, en diferentes puntos de marea o visitarlo varias veces con distintas condiciones para comprobar su potencial real.

7. Mantén el secreto:
Si nuestra búsqueda da resultados, la alegría será enorme. Las sesiones solo o con un compañero pueden ser épicas, inolvidables. Pero precisamente porque no las conoce nadie, sentimos a veces ese contradictorio impulso de compartirlas, de colgar fotos en redes sociales o de contarlo en el parking del spot más conocido a todos los hambrientos que nos escuchan y apuntan mentalmente. Contengamos esos impulsos de vanidad y disfrutaremos nuestro descubrimiento mas tiempo. Recuerda, Mavericks se mantuvo en secreto durante 15 años!