Arrecife artificial de Boscombe: FAIL

En estos tiempos de crisis a los ingleses seguramente no les haga muy felices oír que después de una inversión de 3 millones de Libras y un año de retraso el arrecife artificial de Boscombe, en Bournemouth no ofrece mejores olas de las que había antes de que este existiera.

En estos tiempos de crisis a los ingleses seguramente no les haga muy felices oír que después de una inversión de 3 millones de Libras y un año de retraso el arrecife artificial de Boscombe, en Bournemouth no ofrece mejores olas de las que había antes de que este existiera.

Un estudio de la Universidad de Plymouth confirma este hecho y Roger Brown, perteneciente al ayuntamiento de esta localidad, ha declarado que “el arrecife es capaz de ofrecer olas surfeables, sin embargo son olas de baja calidad y de una longitud mucho menor de lo que cabria esperar. La frecuencia de olas en este spot es también inferior a lo que se esperaba.”

Y por si fuera poco los propios locales afirman que el arrecife no es lo que debería ser, y que las olas antes eran mejores.