Nigería

La comunidad de surf de lagos en Nigeria ha sido destruida

En principios de 2020 el ejército de Nígeria entró en la isla artificial de Lagos donde estaba la comunidad de surf de Tarkwa Bay y destruyó todo el asentamiento. El lugar donde tuvo lugar la filmación de Weird Waves.

Las semanas pasadas de finales de Enero el ejército de Nigeria entró en la isla artificial de Lagos donde estaba la comunidad de surf de Tarkwa Bay y destruyó todo el asentamiento.

Esta comunidad de la que hablamos hace poco debido al programa de Weird Waves de Dylan Graves, estaba formando a grandes surfistas que hacen del surf su máximo disfrute y un estilo de vida donde no tienen muchas oportunidades.

Una historia triste que se debe a que la armada de nigeria asegura que este asentamiento era ilegal y estaba cerca de puertos petroleros, de los cuales dicen que la comunidad excavan pozos ilegales para vender los recursos fósiles a países extranjeros.

Pero estos actos han sido criticados por diversas ONG que aseguran que han vulnerado los derechos de los nigerianos y no han respetado su constitución. Ya que han castigado a toda una comunidad por el presunto delito de unos pocos

.

«Estamos consternados por la justificación dada para estos desalojos forzosos … Ninguna ley en Nigeria permite la demolición de los hogares de las personas sin el debido proceso». Dijo un comunicado conjunto emitido por Amnistía Internacional y una recopilación de ONG

Ahora las imágenes que acompañan a la islas son miles de personas indigentes amontonando todos sus bienes para volver al continente y dejar la isla.

Una isla que estaba siendo un ejemplo de paz y de inclusión de la cultura del surf de una manera maravillosa de la que disfrutaban muchos de los niños. Un lugar que se mantenía de la pesca sin preocupaciones del egoísmo de los estados por explotar las energías fósiles.

“La mayoría de las familias ahora están sin hogar. Algunos de ellos han estado aquí por tres generaciones. Los niños (del club de surf) han decidido quedarse en la isla a pesar de que muchas de sus familias se fueron. Todos se han mudado a la costa y la mayoría de ellos están durmiendo allí ”.

Ahora todos los fondos del club de surf son destinados a mantener y dar de comer a los niños de la isla. Además temen que esto ha sido una estrategia para apoderarse de las tierras que pueden contener crudo, y todo haya sido una jugada del gobierno para retirar a las familias de sus hogares.

Un miembro de los fundadores del club de surf expresó durante la situación que «Las olas han sido divertidas pero nadie ha estado surfeando», todo el mundo estaba cargando con sus bienes ante dudoso porvenir.