surftrip

Como prepararte para un surftrip semanas antes de ir de viaje

Te vas de viaje de surf tras un largo año de trabajo y sin darte cuenta el viaje es dentro de unas semanas y con tanto lio no has tenido tiempo de surfear o no han habido olas y no has entrenado lo suficiente para ir en plena forma. Pero ahora es el momento de ponerte en orden y prepararte para algunas de las mejores olas de tu vida, aprovechando al máximo el potencial de tu cuerpo, para ello hemos cogido algunos consejos para reactivar tu mente y cuerpo para ese surftrip. .

1º Lo primero es lo más evidente, pero también lo que necesita más de tu compromiso, conseguir un buen plan de entrenamiento y ponerte a ello, cuanto antes lo hagas mejor porque no pretenderás pegarte la matada de entrenar la última semana antes del viaje y acabar con unas agujetas que te fastidiaran el viaje. Para ello sal a correr y a nadar algunos días para poner a prueba tu resistencia, ve al gimnasio y entrena tu fuerza y por último no olvides de la movilidad, descansa y vuelve a hacerlo todos los días que puedas.

En relación al entrenamiento, el siguiente consejo es para resaltar más tu potencial, encuentra tus debilidades, que te hace más falta, ¿mejorar tu remata? ¿ estabilidad y fuerza en las piernas? ¿mayor resistencia? ¿mejorar los giros? Averigualo y céntrate en ellas.

3º El siguiente consejo es más obvio aún, pero debes recordarlo  y es que sigas surfeando lo máximo posible, cuanto más acostumbrado vayas a estar en el agua más suelto estarás, evidente, pero efectivo. Así que surfea todas las veces a la semana que puedas.

surftrip

surftrip

4. Cuida lo que comes. Lo peor que puedes hacer en un viaje de surf es aparecer con resaca, hinchado y con panza de pan. Así que deshazte del alcohol, el pan, la pasta y los alimentos grasos. Come comidas bajas en grasas, coloridas y llenas de vegetales, con un puñado de proteínas cuando las necesite. Evite el azúcar y los lácteos, intenta tomar los hidratos que necesitas De Fuentes como hortalizas, arroz, patatas …. Beba mucha agua y apunte a una dieta alcalina.

5. La movilidad es imprescindible. Lo más importante de todo es la movilidad. A menos que tenga articulaciones hipermóviles, debe concentrarse en mejorar su movilidad, qué se puede lograr mediante ciertos tipos de entrenamientos de flexibilidad general. Especialmente a lo largo de la columna vertebral, las caderas y los hombros. Esto se puede hacer a través de yoga, estiramiento activo, movimientos de estiramiento fluidos como Ginastica .

6. Por último entrena tu respiración. Es algo que no se suele entrenar y es ideal para mejorar tu rendimiento y capacidad en el agua.