Larga vida al César.

Solo hay un hombre capaz de no dejar de sorprendernos: Kelly Slater. Esta vez nos trae un truco incomprensible que te dejará boquiabierto.

La combinación del Hurley Pro con un duelo de Titanes Slater vs. Fanning solo puede resumirse en un tour muy reñido con un surf demente como éste. Slater sigue poseyendo las armas para no dejar de sorprender al jurado. Con ese aéreo backside de caída dudosa nadie sospechaba que pudiese remontar y mantener el equilibrio. De hecho resulta casi imposible explicar cómo lo hace y es mejor dejar a cada uno formular sus propias conjeturas.
Si queréis saber cómo acabó la ronda, los jueces lo consideraron una maniobra incompleta y dieron la victoria a Fanning en el último momento. De todas maneras no podemos negar el mérito de Slater recuperando su tabla. Le dieron 4.17 puntos, pero estamos seguros de que nosotros le hubiésemos regalado unos cuantos más.