Ocean Cleanup: La esperanza de un mar limpio ya está navegando

Cinco años después de su creación, como ya os contamos aquí, el proyecto Ocean Cleanup ,el sistema de recolección de basura marina fundado por Boyan Slat en 2013, finalmente ha comenzado su singladura en el Océano Pacífico desde la Bahía de San Francisco.
Cinco años de análisis, investigación, diseño, ingeniería, pruebas y puesta a punto, y por fin el System 001 viaja ya hacia el Great Pacific Garbage Patch, la gigantesca isla de plásticos que flota en el océano Pacifico.
Una barrera de 600 metros de largo está lista para enfrentar todas las adversidades, incluyendo grandes olas, fuertes corrientes y vientos, vida marina, agua salada y rayos UV.

 

 

Boyan Slat, su creador, comenta: «Los próximos meses serán súper tensos. Este es un momento emocionante, pero lo que esperamos con ansias es llevar la primera recogida de plástico a la costa porque eso significa que es una tecnología que funciona». El dispositivo se dirigirá a un lugar de prueba a 250-350 millas náuticas de la costa donde  realizará sus primeras pruebas durante dos semanas.
Luego, Ocean Cleanup navegará 1,000 millas náuticas hasta el Great Pacific Garbage Patch, remolcado a una velocidad promedio de entre dos y cuatro nudos durante 60 a 90 días.

 

 

Una vez que llegue al Gran Parche de Basura del Pacífico, se desplegará el Sistema 001 y comenzará a recoger basura. Slat y su equipo creen que el sistema podrá reducir la basura flotante en un 50 por ciento en cinco años, a una tasa de recolección promedio de 5.5 toneladas de plástico por mes. Los científicos estiman que la isla de basura del Pacífico tiene 1,8 trillones de piezas de plástico. «Si este primer sistema funciona bien, entonces esperamos expandirnos a toda una flota de 5 barcos mas en los próximos años». El plástico recolectado por Ocean Cleanup se reciclará y se usará para crear nuevos productos duraderos que no terminarán en el océano. Desde 2013,  Ocean Cleanup ha recaudado más de  35 millones de dolares a través de campañas de crowdfunding y donaciones privadas.